Logo

Quantum Palma
Son Fosquet 10, Polígono Son Noguera, 07620 Llucmajor , Mallorca.
Tel: 971432329
Móvil: 627003185
11 oct

Genovas Enrrollables

Ventajas…pero no todas

Genovas Enrollables

Esta demostrado, que para el navegante de crucero de fin de semana o inclusive para el que navega más seriamente cruzando el océano, las velas de enrollar son la mejor elección, por su performance, comodidad y seguridad.

Los sistemas de enrollado permiten enrollar en forma confiable los genoas alrededor del estay de proa fácilmente desde el cockpit, con solo cobrar de un cabo.

Un recurso adicional del sistema es que a medida que el viento aumenta se puede enrollar el genoa adecuando su superficie a la intensidad del viento.

Aunque las nuevas tecnologías de diseño y materiales han avanzado en producir genoas que se comportan mejor cuando son parcialmente enrolladas – y van mejorando día a día – las velas standard ofrecen una pobre performance, sobre todo en rumbos de ceñida.

Hay que destacar también que en la actualidad gran cantidad de genoas no son genoas especialmente diseñados para enrollador sino son genoas convencionales que han sido transformadas al sistema con mayor o menor éxito, según los casos.


El Callejón sin Salida

sock-jib1Cuando por el aumento del viento y el rumbo a navegar, el genoa parcialmente enrollado o “rizado” no nos asegura el rumbo ni la velocidad adecuada, más la posibilidad cierta de rifarla, la prudencia marinera sugeriría un cambio por un foque pequeño o un tormentín

En un velero con mosquetones la maniobra de cambio de un genoa por un foque puede ser lenta y laboriosa pero a la corta o a la larga puede ser completada por un solo tripulante, básicamente porque al soltar la driza la vela puede bajar en forma segura tomada del estay. En un velero con enrollador la maniobra requiere de varios tripulantes, ya que al arriar, deben estar atentos a cargar la vela en cubierta rápidamente ya que esta al salir de la relinga, puede irse al agua.

Arriar, doblar, embolsar y guardar el genoa de enrollar y envergar un foque o tormentin en el enrollador, es una dura tarea, a veces imposible para una pequeña tripulación de crucero. Hay que tener en cuenta también que las velas de enrollar deben ser embutidas sobre un sección de aluminio del enrollador lo que complica aún más la maniobra y obliga a tener un tripulante en proa guiando la vela dentro de la relinga mientras se iza.

Por las dificultades citadas, es que para cualquier yate de crucero con enrollador y poca tripulación, cambiar el genoa por una vela de menor superficie cuando el viento arrecia, es un problema de difícil solución y en extremo peligroso.

Un estay adicional con trinquetilla sea de mosquetones o con un segundo enrollador es por supuesto una solución usada tradicionalmente en barcos de crucero, permite izar o desenrollar una vela de proa desde el cockpit. Pero hay que recordar que el tormentin se enverga sobre el estay de proa y la trinquetilla en un estay mas a popa, por lo que el efecto de cada vela en la navegación y balance del yate es distinto. Es por ello que los grandes yates oceánicos tienen dos estayes muy juntos en la proa y un tercer estay de trinquetada mas a popa. De todas maneras estos son yates excepcionales y no es el caso de los yates comunes de crucero que necesitan una solución mas sencilla y sin complicadas y costosas instalaciones. Vienen también a cuento otras dos soluciones extremas, como la de usar un driza como estay e izar una vela de mosquetones sobre ella o tener un tormentin con relinga de cable y tratar de darle máxima tensión. No base, por ninguna razón, su estrategia con vientos fuertes en las técnicas anteriormente citadas, no funcionan.

Los comentarios están cerrados.